Ideario Institucional

Entenderemos el ideario institucional como el marco doctrinal y el eje central del Proyecto Educativo Institucional. Éste se expresa básicamente en la historia institucional, la visión, la misión, los sellos educativos, el perfil de los y las estudiantes; el perfil de los docentes y asistentes de la educación (asistentes, administrativos y auxiliares) y los valores compartidos por la institución.

Nuestra Visión

Nuestro establecimiento busca contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de nuestros estudiantes en un ambiente acogedor e inclusivo que les motive a reencantarse y comprometerse con sus proyectos de vida para participar activamente en el desarrollo de una sociedad democrática.

Nuestra Misión

Nuestro establecimiento busca propiciar un ambiente educativo acogedor, inclusivo y participativo, motivando la construcción de vínculosy sentido de pertenencia que propendan al desarrollo académico, personal y social de nuestros educandos,basado en la búsqueda y reconocimiento de sus potencialidades en un proceso de aprendizaje permanente.

Nuestros Sellos Educativos

Los sellos educativos se entienden como la marca distintiva, aquello que hace único y distingue a este establecimiento educacional de otros, por lo tanto, refleja la propuesta formativa y educativa de esta comunidad escolar.

Es así que nuestros sellos son:

  • Acoge y contiene en situaciones difíciles fomentando el diálogo y la resiliencia, promoviendo la afectividad y la construcción del vínculo entre todos los miembros de la comunidad.
  • Escucha y orienta las necesidades e intereses de sus estudiantes propiciando estrategias de resolución de conflicto para favorecerla construcción de aprendizajes significativos.
  • Entrega herramientas que le permitan adaptarse permanentemente a los cambios del mundo del trabajo y la formación para la vida.

Valores Compartidos por la Comunidad Educativa

ValorComportamientos
La Responsabilidad.- Cada quien cumple con sus obligaciones, compromisos y tareas de manera eficiente; en los plazos, horarios y condiciones establecidas;
obligaciones tanto consigo mismo, como con los demás.
La Honestidad.- Transmitimos a los demás, con transparencia, las reales motivaciones que nos llevan a actuar de diferentes formas. Decimos la verdad, sin
excusas y asumimos las consecuencias –positivas o negativas–, de nuestra decisiones y acciones. A partir de este valor, generamos una
convivencia sustentada en la confianza.
El Respeto.- Practicamos el trato amable y los hábitos de cortesía, como saludarse, despedirse y dar las gracias.
- Aceptamos al otro, con sus formas diversas de pensar y sentir.
- Comunicamos los desacuerdos de manera asertiva, es decir, en un lenguaje claro, que no dañe al otro y que esté exento de ofensas.
A partir de este valor, fomentamos una convivencia sana.
La Perseverancia.- Sostenemos, a pesar de las dificultades u obstáculos, el esfuerzo para lograr nuestros objetivos personales o comunitarios.
No nos rendimos ante el fracaso. Nos sobreponemos ante la frustración.
La Solidaridad.- Somos capaces de ponernos en el lugar del otro; para, desde esa empatía, movilizarnos en ayuda del que lo necesita.
- Nos abrimos a la comunidad externa al CEIA, para hacer nuestros aportes positivos.