Nuestra Historia

El Centro de Educación Integrada de Adultos de Quilpué (CEIA) nace el 22 de agosto de 1953, producto de la fusión de la Escuela Mixta N°3 y la Escuela rural de hombres N°3, comenzándose a llamar Escuela Co-educacional N°54 de Valparaíso y luego, Escuela Vocacional de Quilpué. En 1955 se imparten las primeras especialidades, produciéndose un aumento considerable en la matrícula. Luego de diversos traslados de local, durante más de diez años la escuela se ubicó en calle Baquedano, período en el cual se sucedieron distintos directores e iniciativas pedagógicas; como los talleres exploratorios para estudiantes de séptimo y octavo año. En ese período, el Liceo se llamó “Escuela Especial de Adultos N°110” e impartía niveles de Enseñanza Básica de Adultos y Educación Técnica Fundamental de Adultos.

Durante 1980 los colegios fiscales fueron traspasados a la Municipalidad; lo que provocó otro cambio de local de la escuela; hasta calle las Rosas N°505, ex matadero municipal de Quilpué. En 1986, se inicia la Enseñanza Científico-Humanista con tercer y cuarto año medio. En 1988, comienzan los cursos de “Capacitación a la Comunidad”, los que después de diez años comenzaron a ser subvencionados por el Ministerio de Educación de Chile (MINEDUC), quien reconoce la labor educativa del Liceo hacia la comunidad.

Desde esos años hasta la fecha, la comunidad educativa liderada por distintos equipos ha trabajado por mejorar la infraestructura del establecimiento y por adquirir elementos tecnológicos y didácticos. Es así como se introduce la computación en la gestión, se adquiere una fotocopiadora, se construye el cierre perimetral, se asfalta la multi-cancha, se renueva la techumbre del establecimiento y se instala cielo americano en salas, pasillos y algunos talleres. Se repara la cocina y servicios higiénicos de los y las estudiantes y los docentes. Asimismo, se mejoran las salas de clases y se habilita el comedor.

En el 2000 y con nuevo nombre, CEIA Quilpué, se abren espacios a jóvenes con problemas psicosociales que por diversas razones han estado fuera del sistema educacional, incorporándose también al equipo docente, diversos profesionales de apoyo. A partir del 2002, los Programas MECE amplían su cobertura y permiten la adjudicación de proyectos de adquisición tecnológica para Ed. Básica y Media. Construyéndose además, tres nuevas salas donadas por instituciones de la región.

En el 2015, la Coordinación Nacional de Educación de Personas Jóvenes y Adultas seleccionó al establecimiento como CEIA Demostrativo, lo que entre otras cosas, permite la construcción de un Centro de Recursos del Aprendizaje (CRA). Hoy el centro es un espacio abierto a la comunidad, con una matrícula (2016) de más de 500 estudiantes, que atiende en jornadas diurna y vespertina en su local de calle Las Rosas y que entrega formación general y de oficios con una mirada pertinente al contexto social en que se inserta.